...que rico el mambo...

Amor violencia y misterio son los elementos que estructuran cualquier sociedad. La lógica escarba, con sus uñas filosas, la delicada y suave piel de la paz. Los poetas, en la calle, describen una realidad social de mierda, pero al mismo tiempo hablan de un mundo que merece ser hallado.
El día en mis manos toma forma de trampolín. Abajo está la noche, vacía, como un ombligo etéreo.
Salto, algo me espera allí abajo, y no es sólo mi muerte. Es también el abrazo interminable que tanto busqué. Es el comienzo más enigmático y bello. Es la flor negra que derrama su silencio.

2 comentarios:

Julieta dijo...

un mundo que todavía suele ser hermoso cuando nos encontramos con poetas como vos!

¡Un abrazo eterno, acróbata!

el desenladrillador dijo...

a veces es todo tan neutro y a veces es todo tan mágico, a veces vuelvo a recordar tu mirada celeste, y me protege, y es el abrazo, que llevamos dentro, por habernos dado. amigo te extraño un montón, y ni decir que por momentos me encantaría estar allí con ustedes, estar tocando la guitarra allí con ustedes (de seguro estaría tocando mucho mejor) pero elegí quedarme con todo el corazón, y ahora la ciudad se puso gris y fea o es mi ciclotimia... no sé, habrá que esperar que termine el invierno, mmm... perdón por lo personal de este comentario en un espacio semi púb(l)ico, pero me vino muy a colación... seguí escribiendo que tus palabras vida, hasta el próximo encuentro