...un pedazo de tierra...

Un pedazo de tierra me dijo
que no calle más
cundo sienta ganas de gritar.
Grité.
Aparecieron entonces ecos contrapuestos
sombras inesperadas
botellas con genios alcohólicos dentro.
Pedí tres, seis, nueve deseos.
Bebí diez, serví quince
brindé mil veces.

Cuando quise recordar
por qué había gritado
un pedazo de tierra
respondió que tuve ganas.

Grité:
Algo demasiado frágil
se guarda en cada amistad.
Cristal milenario
espina de erizo
música del viento.

Nadie oyó.

El sol se ve
y yo pensando
en descifrarme.

2 comentarios:

Julieta dijo...

Ay! se lo extraña tanto! la barba y la sonrisa sobretodo!
'Si la tierra te nombra, te espera un tremenda responsabilidad, si la tierra te nombra, serás lo anónimo pero ninguna tumba borrará tu canto!'
(Atahuala Yupanqui)

Que te llegue mi abrazo!

Natalia Litvinova dijo...

!