que fantástica fanática esta fiesta

Querido Papá Noel:

Me siento prácticamente mal, y está bien que así sea; nunca fui un niño bueno. Comencé a ser grande, esa trágica aventura de cambiar la imaginación por miedo, y mientras intentar no volverse tan loco. Es el miedo. Va en las palabras, sobre todo en las que callamos.
El miedo, en la sangre.
Santa, quiero pedirte que me traigas nada.
Que te lleves mis cosas materiales.
¿Podrás remendar tanta malicia y pereza?
Lloro porque desconozco. Me desconozco. No puedo controlar ni mis nervios ni mis ansias ni mis pensamientos ni mis recuerdos ni mis ganas de...
Que te lleves mis cosas inmateriales, también.
No necesito mis cobardías. Basta de hablar del futuro y dejar los espacios en blanco. Basta de decir lo primero que se me viene a la mente. No callo, no caigo, de la nada a la gloria me voy, así me das más.
Ni siquiera sé por qué estoy escribiendo esto.
Veo todo pero no sé qué mirar.
Hago y me arrepiento.
Cometo muchas imbecilidades, todas juntas, mi vida es siempre de noche.
Pierdo cosas; juegos; llaves; pierdo los años. Neuronas de a miles, pierdo a cada segundo.
Cambio cosas por otras, intercambiar, prestar y las cosas siguen siendo cosas.
Cultivo malos hábitos, poco delicados, hago listas de todos mis asquerosos vicios; pero los cultivo es-tu-pi-da-men-te.
Creo en ciertas cosas y jamás develo que estoy convencido de ellas.
San Nicolás: por favor no hagas que te odie a ti también.
Le tengo más miedo a un espectáculo de lo abyecto que a la locura.
Y nada me parece una buena recompensa por amar.
Así las cosas, mi intención es amar a otro y después odiarlo para compensar.
Al final…¿todo se trata de estar sano? ¿o de estar equilibrado? La vida sería extremadamente fácil si estar sano fuera simple. Ni la medicina ni los pochoclos alcanzan, incluso muchos se vuelven locos…¿en la búsqueda de estar sano?
¿Nada me parece una buena recompensa por amar?
Quiero pedirte que todo el año haya luna llena. Que no deje de pasar el tiempo.
Que mi cuerpo siga vivo.
Ver la vida a cada instante y aspirar, luego, la angustia. Ver la vida a cada instante, o abrazar la nada. Y aferrarme a ella y a cada instante escapar.
Escapo a cada instante.
El tango en la sangre.
Es la muerte.
Primero andar sin pensamientos.
Al fin saber amar.

5 comentarios:

cajadegoma dijo...

la verdad, fantàstica.
acrobat, seguire tus pasos.

papa noel ,què garca.

Lau dijo...

"esa trágica aventura de cambiar imaginación por miedo" (me encantó)... "Le tengo más miedo a un espectáculo de lo abyecto que a la locura" (me gustó)

de todas maneras creo que no sabría decirle a qué le tengo más miedo. lo que sí siempre recuerdo es que hay que tenerle miedo al miedo..

saludos.

Diego dijo...

Barroco, monumental. Un Chocky auténtico, que simboliza la existencia humana en un pedido desesperado a ese ser de la niñez...

Diego dijo...

PD: Sí, soy Rulos!!

acróbata dijo...

oh mi dios! el juego en bloque en este blog!
quien lo hubiera dicho

abrazo de gol diegote
chok, para vos